Viaje en familia a Sendaviva (Navarra)

Os vengo a contar nuestra pequeña aventura a Sendaviva en el puente del Pilar.

La verdad es que cuando salíamos después de todo el día allí, me iba con la sensación de querer más, no se me hizo pesado para nada y eso que es un sitio ¡super grande!. Mr. M se portó francamente bien y la verdad es que estuvo entretenido tooooodoooo el tiempo y eso yo creo que lo hizo mucho más fácil de llevar para todos.

El viaje allí desde León fueron como 3 horas y 40 minutos, eso sí hicimos parada en Logroño para poder comer y continuar viaje hasta Corella donde encontramos un hotel a últimisima hora, para la siguiente aunque nos quede un poco más lejos intentaremos hacer planes con más tiempo y el hotel lo buscaremos en Logroño.

 

Mi gran aventura es siempre la comida debido a mi celiaquia, pero la verdad es que en Navarra están muy concienciados con este tema y mirase por donde mirase la mayoría de sitios hacían un montón de cosas sin gluten, así que a Navarra tengo que darle un super 10 en tema de gastronomía celiaca jajajaja.

Al día siguiente Mr. M estaba tan emocionado que allí madrugarón hasta los vecinos de habitación…. y después de nuestro bufet libre nos equipamos para irnos, aunque es octubre tuvimos un tiempo buenísimo y dieron 28º C de máxima, y como había bastante viento la verdad es que hizo una temperatura buenísima.

El parque abría a las 11:00 así que nos pusimos en marcha a las 10:30 fue un viaje fluido hasta que ya fuimos llegando y ahí empezó un poco a haber colas, algo normal siendo sábado y de puente, pero estaba bastante bien organizado y pudimos aparcar prontito y por suerte al lado de un árbol…así que cuando llegamos al coche no estaba nada caliente, de todas formas intentaremos ir antes para la siguiente a ver si hay menos atasco y podemos aparcar algo más cerca de la entrada.

Hay una caminata de unos 2 km hasta que se llega a la entrada del parque. Cosas que fui pensando….:en verano hay que ir bien equipados, botellines de agua congelada para que se vayan derritiendo durante el día, gorras y bien de crema protectora, de todas formas esta muy bien acondicionado y hay poco sitios donde te de mucho tiempo el sol. Ir preparados con mochila de porteo para los peques es una buena idea, aunque todo el parque es muy accesible con carro, pero cuando entras en las atracciones tienes que dejar el carro solo. Según vas llegando ya vas viendo animalines por allí pastando a sus anchas

 

Allí hay dos colas, una para la gente que sacó la entrada anticipada que tienen descuento en la página y los demás que pagaban allí al llegar, de todas formas eran colas rápidas y estaba muy bien organizado la verdad, me dejó bastante contenta. Siempre cuando estas esperando a la entrada te dicen los horarios de los espectáculos, lleva libreta o saca el móvil y apunta para tenerlo todo controlado 😉

Debido a las fechas lo tenían todo decorado de Halloween y la gente iba caracterizada, además si querías podías ir disfrazado, Mr. M flipó con todo mucho, jajajajaja y nosotros también para que engañarnos. Esta es la entrada que es la zona del Pueblo (mapa del sitio)

Otra de las cosas buenas que tienen en el parque es que puedes coger los trenes o los camiones que pasan cada poco, para llevarte a las diferentes zonas que hay en el parque, si montas en ellos te pierdes el camino y descubrir animalitos, pero cuando estás cansado…. es una gran ayuda para no andar tanto, nosotros nos fuimos directos a la feria en un tren donde  había un stand que estaba destinado específicamente para hacerse fotos dentro, todo muy ambientado y terrorífico la verdad, a la entrada había un chico que se lo pasa en grande dando sustos jajajaja 

El chico que aparece detrás es el de la entrada y tenía unas ganas locas de asustarme jajajaja pero se portó bien porque iba con Mr. M…. aun así no me lo esperaba allí detrás..así que casi infarto jajajajaja

En la feria había un montón de cosas para hacer y disfrutar, la verdad es que no nos dio tiempo a todo pero tendremos que volver para ¡¡¡acabar con todo!!! jajajajaja

Una de las funciones del circo en la feria era a las 14:00 así que nosotros fuimos a comer pronto para no tener colas en el restaurante y ya ir comidos a ver la función, la verdad que eso nos salió bien porque cerca había para comer y casi no había gente. Cuando llegamos había un poquito de cola pero cogimos sitio bien.

Comida temática (no había opción sin gluten )

Nos encantó el circo, esta vez ambientado en Halloween, tiene una duración de 30 minutos, no se hace nada pesado para los enanos la verdad, pero para pillar buen sitio hay que estar un rato antes y hacer cola, cuidado con las columnas que hay para sujetar la carpa, esas impiden mucho la visión y suelen ser huecos que quedan vacíos, el espectáculo entra con la entrada así que lo único que tienes que hacer es la cola.

En la zona de la feria los chorros de agua, de los cuales no hicimos uso, estaban decorados de rojo para que pareciera sangre y la verdad es que era ¡bastante chulo!

Mr. M pudo montar en un montón de atracciones, siempre hay medidas puestas fuera y si el niño no llega a tal medida te puedes montar con él sin problema. Sólo hay alguna que sí son para mayores a partir de 135 cm, aún así hay muchas destinadas a los más pequeños.

 

Después pusimos rumbo al bosque, donde pudimos ir en cinta transportadora, la verdad que como había mucha gente esperando por los trenes fue una buena alternativa y algo divertido.

Dentro de el bosque también pudimos ver el cuenta cuentos, muy recomendable, hay pases cada 30 minutos y tú les acompañas dentro, las entradas hay que recogerlas justo en frente de donde es el cuenta cuentos y no tienes que pagar nada.

Allí también tienes atracciones y parques infantiles (sin vigilancia) por si los pequeños quieren estar un poco a su aire, hay una tirolina en miniatura que pueden usar. Por todas las zonas hay cafeterías o restaurantes y maquinas expendedoras donde sacar bebidas frías o alimentos.

Y ya sólo nos quedaba por visitar la Granja, allí pudimos estar muy cerca de los animales también a estos si que les acariciamos y les dimos de comer, aprendimos a ordeñar a una vaca, como nacían los pollitos, que se planta en los huertos y como crecen e hicimos el juego de reciclar con el que nos reímos un ¡montón!

Merendamos y nos fuimos a ver la exhibición de aves rapaces, hemos visto varias y la verdad que esta nos gusto bastante, la hicieron muy amena y participativa.

Aguantamos hasta que cerraron el parque y yo me fui con la sensación de tener ganas de más, no se hizo nada cansado, nos lo pasamos genial, comimos bien y tampoco nos pareció excesivamente caro. Y aunque salimos de los últimos la verdad es que no tuvimos mucha retención al salir y teniendo en cuenta que era puente…y estábamos tan cerca de Zaragoza…tuvimos un buen día y que esto en fechas poco señaladas seguramente sea más rápido y accesible sin tantas colas y esperas. Muy recomendable para ir con los peques sobre todo a partir de 3/4 años que pueden disfrutar de la mayoría de las cosas.

Espero que os sirva de guía, nosotros repetiremos seguro!!!! 😀

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *